INICIO

La Cueva data de 1948, año en que Manuel Díaz Granados, guardia civil de profesión, decide dejar su Periana natal, para venir a la costa a probar suerte en el negocio de la hostelería. Se hizo así­ con un modesto local en un discreto pueblecito, donde durante unos 30 años, se dedicó a intentar cubrir las necesidades de sus clientes, arropado por una excelente plantilla entre la cual encontraría a la persona adecuada para continuar con su legado, Francisco Ruiz Díaz.  En 1988, este tomo el relevo con su hermano José, hasta entonces pastelero en Madrid, y juntos, uniendo la gran experiencia de uno en la atención al cliente y de otro para manejarse entre fogones, se propusieron llevar aquel nombre a su máxima expresión.

Varias han sido las ampliaciones que desde entonces se han sucedido para satisfacer las demandas del agradecido cliente. La barra casi tuvo que duplicarse, ( de 17 a 33 metros), y después se vio la necesidad de la creación de un salón (que en sus inicios fuera una terraza, con paredes y sin techo), para las familias que preferían comer sentados a la mesa, adquiriéndose los locales de alrededor  para este fin. Tras la última reforma en 2005, La Cueva dispone, además de su mítica barra, de un acogedor salón perfectamente acomodado con una capacidad para  50 personas y una amplia terraza con miras al Paseo de Larios que permite disfrutar del maravilloso clima de nuestra zona durante todo el año.

Hoy en día, aquel pueblecito, Torre del Mar, se ha convertido en icono turístico de la Axarquía, y tras 20 años, desde La Cueva, con nuestro incansable equipo humano-que ya asciende a 20 trabajadores-, y nuestro incesante afán de superación y  dedicación, seguimos esforzándonos para deleitar a nuestros visitantes con nuestro pescaito frito, nuestro marisco y nuestros postres caseros cuidadosamente elaborados, esperando saciar sus expectativas durante muchos años más.



Restaurante integrado en: www.conexionhosteleria.com